En la actualidad, verse y sentirse bien se ha tornado una necesidad para el cotidiano desempeño de actividades laborales, culturales y sociales; dentro de este campo el aspecto facial tiene un papel determinante.

Enfermedades y patologías como traumatismos faciales con fractura de uno o más huesos de la cara, grandes infecciones o tumoraciones malignas en la boca y cara, no solo interfieren con el normal desarrollo de las actividades sino también pueden poner en riesgo la vida de los pacientes.

Otro de los problemas frecuentes es la alteración de la forma de la cara, ya sea porque el maxilar es muy pequeño o la mandíbula demasiado grande, lo que provoca alteraciones de su forma (deformidad facial), expresada en una visible prominencia del mentón y un aspecto plano de la cara, para su tratamiento se realiza una cirugía que corrige la posición de los maxilares (Cirugía ortognática), obteniendo resultados extraordinarios.

Recuerde que la detección temprana de cualquiera de estas anomalías, permite tratamientos más eficientes y menos complejos, por tanto, si adolece de cualquiera de estos problemas, no dude en consultarnos.