Cuando los dientes están afectados por caries muy grandes o presentan infecciones crónicas se corre el riesgo de que los mismos deban ser extraídos, lo que provocaría alteraciones estéticas y funcionales en el paciente

La endodoncia permite remplazar el nervio del diente por medicamentos, evitando su pérdida y prolongando su vida útil y con los consecuentes beneficios estéticos, funcionales y económicos.